«Debilitada y defectuosa»

“Te escribo estas cosas, esperando verte pronto; así que, si me demoro, te darás cuenta de cómo proceder en la casa de Dios; que es la iglesia del Dios viviente, el pilar y la fortaleza de la verdad” (Tim. 3:14, 15).

Esta es la verdadera iglesia. Ni en la IASD ni en otra iglesia en este mundo podemos encontrar un ser humano que no cometa errores, ya sea intencional, descuidado o carente de conocimiento. Pero la IASD tiene un comandante superior, Jesucristo, quien murió por la humanidad. Fue Él quien llamó a los apóstoles. Él es la piedra angular, los apóstoles los doce fundamentos. Él fue quien inspiró a los profetas a escribir la Biblia. Y Él fue quien escribió los Diez Mandamientos. Y esta iglesia tiene estos mandamientos, tiene los Testimonios, la Biblia y tiene el Espíritu de Profecía. Tiene todas las características de la iglesia de los últimos tiempos, como Laodicea y la necesidad de reavivamiento y reforma. Leer más

¿Qué son estas armas?

«Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes » (Efesios 6:13).

La vida del cristiano es como un curso universitario. Si pudiste ingresar a la universidad, tendrás que hacer un esfuerzo adicional para convertirte en un buen profesional a lo largo de los años y al final. Es muy curioso que, de todas las universidades, y en todos los cursos, salgan buenos y malos profesionales. Para las mejores universidades, esto también sucede, aunque el número de malos profesionales es menor. Esa es la diferencia. Los maestros son iguales, los libros son iguales y las oportunidades son las mismas. Sin embargo, siempre hay una curiosa diferencia en los resultados obtenidos. ¿Porque será? La diferencia viene de la dedicación de cada alumno. Leer más

¡Ay de nosotros si no fuera por la protección de Dios!

Pero en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de Aquel que nos amó» (Rom. 8:37).

Identifica una tendencia actual hacia el cristianismo. Como el propósito principal, que es anunciar la salvación y la segunda venida de Cristo, ya no es importante, o muchas iglesias cristianas ya ni siquiera hablan de ello, las iglesias están buscando otras razones para su existencia.

Una de las razones de la existencia de iglesias cristianas es, ayudar a los pobres, hacer caridad, construir centros de capacitación para jóvenes, etc. Es decir, «ayudar a resolver los problemas de la vida cotidiana». Esto tiene su importancia y es bueno hacerlo.

Queremos agregar otro objetivo que desde el año 2000 (aproximadamente) ha estado tomando el interés del cristianismo. Está resolviendo los grandes problemas del mundo. ¿Cuáles son ellos? Aquí hay una lista de algunos de ellos: guerras; violencia y crimen; terrorismo corrupción inmoralidad destrucción de la naturaleza; tráfico de armas, drogas y personas; falta de seguridad; conflictos religiosos; miseria, pobreza y hambre; falta de educación; conflictos políticos, etc. Hay muchos más problemas. Todas las iglesias, no solo las iglesias cristianas, han sido invitadas por líderes políticos para ayudar a resolver esto. La idea básica es buscar «paz y seguridad» y, de hecho, se dice mucho al respecto. Por lo tanto, las iglesias están encontrando una razón importante para su existencia. Leer más

¿Cómo fue que JESÚS venció en la cruz, si allí fue injuriado y muerto?

“Y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz” (Col. 2:15)

La lógica celeste es muy diferente. Mientras aquí vale la ley del odio, en el Cielo vale la ley del amor. La batalla en el Cielo fue entre esas dos lógicas. Del lado de satanás, usaron la fuerza bruta y la estrategia de la mentira lo máximo que pudieron contra JESÚS. Querían matarlo a todo costo, querían librarse de él. Pero del lado del Cielo, usaron la lógica del amor. Mientras de parte de satanás las tácticas de lucha fueron humillar a JESÚS, de parte de Jesús, la táctica fue mantenerse fiel a su gran principio de vida y de gobierno, que es amar a todos. Hicieron lo que pudieron contra él, pero no consiguieron llevarlo a renunciar a amarnos. Lo que los enemigos querían era que fallase en el amor, cosa que no consiguieron. Fue en eso que JESÚS venció. Leer más

¡Hasta qué punto hemos llegado!

«Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna » (Juan 3:16).

Aquí en la Tierra, en el entorno degenerado en el que vivimos, una persona generalmente se clasifica como aceptable, o incluso buena, si es astuta, solo engaña a los extraños. Aquellos que roban discretamente, pero al mismo tiempo tienen una gran expresión social, son vistos como una buena persona. Los cristianos vivimos en este contexto, y nos acostumbramos a él, a menudo clasificando gran parte de ello como normal. Ni siquiera nos molestamos cuando algo de esto entra en nuestra iglesia. Sin embargo, el pecado es muy grave, cruel y tiene consecuencias trágicas como el dolor y sufrimiento, conflicto, envejecimiento, enfermedad y al final, la muerte. Leer más

“Pondré enemistad entre ti [la serpiente] y la mujer”

“Y enemistad pondré entre ti y la mujer, entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar” (Génesis 3:15).

La enemistad significa que la mujer, Eva, no quedaría sometida a la serpiente. No le serviría por libre y espontánea voluntad, ni se doblegaría condicionándose a la voluntad de la serpiente. Es decir que la mujer mantendría vínculos con el Creador, pues había sido engañada, no se había revelado sólo por su propia iniciativa. Ella había cometido apenas un pecado, y ahora se había convertido en un ser mortal, pero se resistiría a la voluntad de la serpiente. Lucifer, con su engaño, no había conquistado el corazón y la fidelidad de la mujer. Leer más

¿Cómo encarar los casos de rebeldía dentro de la iglesia?

«Así, hermanos, estad firmes y retened la doctrina que habéis aprendido de nosotros, por palabra y por carta” 2 tes. 2:15.

Mientras estemos en la tierra enfrentaremos dificultades y cometeremos errores. Eso, por dos razones. En primer lugar, porque todavía somos pecadores. Aunque podamos estar en franco proceso de transformación, en la senda de la santificación, y estemos cada día más capacitados para la obediencia a Dios, solo seremos perfectos cuando seamos plenamente transformados, y eso solo ocurrirá en el día del regreso de Cristo. El segundo motivo es que, en este planeta, mientras no sea restaurado, mientras aquí Satanás y sus ángeles continúen intentando inducirnos al error, como pecadores que somos estaremos sujetos a ser engañados. Esa es la realidad. Por lo tanto, lo que debemos hacer es velar. Leer más

Nuestro origen será parte de la gran controversia.

«Reconoced que El Señor es Dios. El nos hizo y somos de Él. Pueblo suyo somos y ovejas de su prado” Sal. 100:3

Para aquellos que no saben, cómo se producirá el fuerte clamor, que se desata con el decreto del domingo. De hecho, este decreto se produce porque la IASD ya estará en una actividad evangelística cada vez más intensa, como vemos hoy. Es una respuesta de guerra para silenciar a la IASD. Entonces, ¿qué pasa realmente? La actividad evangelística de nuestra iglesia aumentará a una intensidad como nunca en este planeta, que se llama un fuerte clamor. Leer más

Consejos sobre cómo vivir el evangelio.

«No menospreciéis las profecías, examinadlo todo retened lo bueno” (1 Tes. 5:20,21)

Los consejos, son consejos sobre cómo hacerlo correctamente. Las personas sabias aprovechan estos consejos y ganan en la vida. Son pautas pequeñas, pero de gran efecto práctico para quienes las siguen.

La profecía nos dice varias cosas. La principal de ellas es la revelación del poder de Dios, porque ¿quién más en el universo puede conocer el futuro? Entonces, ¿quién puede estar más seguro al lado de un Ser que tiene esta habilidad y quién puede hacer todo? La profecía también anticipa la historia. La Biblia es en gran parte un libro de historia, y en la parte de profecía cuenta la historia del futuro. Entonces sabemos algo relevante sobre el futuro, y eso es un privilegio. Las profecías no son despreciadas, son un privilegio particular para el pueblo de Dios. Leer más

Lo que sucedió con los judíos se repetirá

La gente de DIOS en este mundo siempre ha sido y siempre será perseguida porque esta es una guerra de naturaleza espiritual. Y es dentro del pueblo de Dios que surgen los peores enemigos. De la familia de Adán surgió Caín y mató a Abel. De la familia de Abraham, Ismael se levantó contra Isaac. De la familia de Isaac, Esaú se levantó contra Jacob, y entre el pueblo de Israel han surgido muchos enemigos, incluido el retraso de su entrada en la tierra de Canaán por décadas. Entre los discípulos, Judas se levantó contra Jesucristo. Y así ha sido a lo largo de la historia. No sería diferente entre el pueblo judío, ni con la Iglesia Adventista. Debemos tener en cuenta que nosotros, que pertenecemos a esta iglesia, que es la última en la sucesión profética de las siete iglesias del libro de Apocalipsis, y según el criterio profético es la verdadera iglesia (muy fácil de probar), nosotros mismos no nos levantaremos contra esta iglesia. Esta advertencia es grave y urgente, ya que ya está sucediendo, y tiende a intensificarse. Leer más