La puerta de la salvación

La puerta de la salvación.

“Yo Soy la puerta. El que entre por medio de mí, será salvo. Entrará, saldrá, y hallará pastos” Juan 10:9.

George Adam Smith registró algunas de las costumbres que todavía prevalecen en Tierra Santa.

Cierto día pasó cerca de un aprisco justo en el momento cuando el pastor introducía en él sus ovejas. El redil era cuadrangular, cercado por un muro, con apenas una abertura por donde entraba el rebaño.

Leer más

No entendemos todo lo que sucede en este planeta.

“La tierra se llenará del conocimiento de la gloria del Señor, como las aguas cubren el mar » (Hab. 2:14).

¿Con qué frecuencia la gente le pregunta a DIOS sobre ciertos hechos inexplicables? Tenemos algunas respuestas, pero no todas. No sabemos, por ejemplo, por qué DIOS protege en ciertas ocasiones, y en otras no hace nada, o parece no hacer nada. Pero sabemos que DIOS es justo. Sabemos que habrá un juicio al final de los tiempos, el juicio de los impíos. Y también sabemos que las injusticias serán analizadas y castigadas si no hay arrepentimiento. Además, también sabemos que las personas son libres de actuar. Pero no entendemos todo lo que sucede en este planeta. Por ejemplo, cómo explicar los genocidios, cuando matan a miles o incluso millones de personas. ¿Cómo se permite esto? Leer más

Cántico de gratitud

Cántico de gratitud.

“¡Alaba, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios!” Salmo 103:2.

Lord Philip Inman describe en su autobiografía las angustias financieras que vivió su madre, viuda, y el espíritu de gratitud que la motivaba en sus devociones diarias.

Leer más

Bienaventurada institución

Bienaventurada institución.

“Y si tardo, para que sepas cómo conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios vivo, columna y baluarte de la verdad” 1 Timoteo 3:15.

La iglesia es la comunicad de personas llamadas por Dios para reflejar su gloria y proclamar su mensaje a todos los pueblos.

Leer más

Cuando la humildad desaparece.

“Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios” (Miqueas 6:8).

En un periodo de la apostasía en Israel, DIOS no cesa de invitar al pueblo para que se vuelva a él, pues quiere favorecerlos. Está extendida la invitación para que todos anden humildemente con DIOS.

Humildad es la principal condición de la ciudadanía celestial. DIOS es humilde y JESÚS también lo es. DIOS aun siendo el rey del Universo, es humilde. Para amar a las criaturas, para hacer el bien, para servir a los otros, hay que ser humilde. La ley de DIOS solo funciona perfectamente en humildad. JESÚS consiguió vencer porque fue humilde. En el Cielo, ser humilde no es ser inferior, sino ser un ciudadano perfecto que sabe cómo utilizar los principios del amor para vivir en armonía y felicidad. Leer más

Disciplina fulminante

Disciplina fulminante.

Pedro le dijo: “Ananías, ¿por qué Satanás ha llenado tu corazón hasta inducirte a mentir al Espíritu Santo, y a quedarte con parte del precio de la heredad?” Hechos 5:3.

En la historia de la iglesia cristiana primitiva encontramos el registro de un dramático caso de disciplina impuesta sobre dos de sus miembros.

Leer más

Ejemplos de la iglesia cristiana.

 (Hechos 5:1-11) ¿Por qué Ananías y Safira fueron severamente castigados?

¡Bienvenidos a la inauguración del gran cementerio del mundo cristiano!

El primer miembro del cristianismo que murió fue Ananías; el segundo miembro de la iglesia cristiana en morir fue su esposa Safira.

Hay ciertas religiones que creen que la ley quedó abolida con la muerte de Jesús. Ellos creen que antes de que Jesús muriera, se vivía bajo la ley solamente y que bajo esa ley, el transgresor moría inmediatamente por su pecado. Ellos también creen que después de la muerte de Cristo, ya no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia. Leer más

El cántico de victoria

El cántico de victoria.

“Y cantaban el canto de Moisés siervo de Dios, y el canto del Cordero, diciendo: ‘¡Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso! ¡Justos y verdaderos son tus caminos, Rey de las naciones!’” Apocalipsis 15:3.

El “cántico de Moisés” es el canto con el que Israel celebró el milagro del paso del Mar Rojo y la memorable victoria sobre las fuerzas del Faraón (Éxodo 15:1-21). Este cántico celebró, entre explosiones de gozo y expresiones de alabanza, la liberación del yugo egipcio. El himno del Cordero celebrará el triunfo final sobre la tiranía del pecado y el dominio del mal.

Leer más

Nínive fue odiada.

“Más yo con voz de alabanza te ofreceré sacrificios; Pagaré lo que prometí. La salvación es de Jehová”

JONÁS 2:9.

DIOS quería que Jonás fuera a Nínive para dar una última advertencia, algo como esto: o cambias o destruyo todo. La parte sobre la destrucción, que a los otros pueblos les gustaría ver suceder, pero la parte del arrepentimiento, ciertamente no. Jonás evitó obedecer. Posiblemente porque imaginó la posibilidad del arrepentimiento y su perdón. Sabía que a DIOS realmente le gustaba perdonar, no destruir. Además, era arriesgado entrar a esa ciudad. Podría ser que él imaginó dos posibilidades: 1) Si se arrepintieran, lo que no sucedería, el perdón de DIOS y su no destrucción ocurrirían; y, sin embargo, como profeta, pasaría por mentiroso. 2) Si no se arrepentían, podría ser que lo desollaran vivo. De cualquier manera, en la mente de Jonás, no sería aconsejable predicarles. Esa era su lógica. Leer más

Caminar sin Cristo

Caminar sin Cristo.

“Pero el hombre natural no percibe las cosas del Espíritu de Dios, porque le son necedad; y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente” 1 Corintios 2:14.

La Biblia divide a la humanidad en tres grandes grupos. Esta clasificación no se basa en el origen étnico, en el índice de escolaridad o en la posición económica. El libro de Dios toma como criterio la condición espiritual del corazón. En 1 Corintios 2:14 a 3:4, Pablo define claramente las tres grandes divisiones.

Leer más