Él quiere estar hoy con nosotros.

“Y me harán un santuario, para que pueda habitar entre ellos” (Éxodo 25: 8).

Quizás la forma más cercana de entender a DIOS es siendo padre, teniendo un hijo que ha huido, como el hijo pródigo, y que se espera que regrese. DIOS es nuestro Creador; Él nos creó por amor, para amarnos, para que lo amemos, y así aprender a amarnos unos a otros y vivir en amor. Por tanto, no podía dejarnos al azar tras el pecado. Él siempre quiso y quiere estar hoy con nosotros y tenernos bajo su control, para favorecernos siempre y darnos las mejores condiciones necesarias para la felicidad plena. Leer más

Una cuestión de Adoración.

AMOR, SUMISIÓN Y OBEDIENCIA

“Ninguno puede servir a dos señores, porque odiara al uno y amara al otro, o estimara al uno y menospreciara al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas” Mt. 6:24

Posiblemente no ha habido otro pecado en la historia de este mundo que haya sido tan castigado por Dios, como lo es la idolatría. Individuos han sido aniquilados por idolatría, familias, comunidades, ciudades, países, regiones, e imperios completos, han sido raídos por Dios, por practicar la idolatría. Desde que el hombre pecó, la idolatría nació. Leer más

El primer sacrificio

“Por tanto, hermanos, les ruego por las misericordias de DIOS, que presenten su cuerpo en sacrificio vivo, santo y agradable a DIOS, que es su adoración racional” (Rom. 12: 1).

Cuando leemos o escuchamos acerca de los sacrificios expiatorios, ¿qué recordamos primero? Probablemente la muerte de un cordero para ser quemado en nuestro lugar. Pero eso no es todo. El sacrificio no se limita a ese concepto de muerte y fuego. Mantener un cuerpo en santidad, sano, limpio, puro, no contaminado con los cosméticos de este mundo, no maltratado por las prácticas de este mundo, no degradado por los hábitos alimenticios de ese mundo, esto es un sacrificio. Para un pecador, al que evidentemente le gusta pecar, abstenerse de lo que lo atrae al mundo y volverse a DIOS es sacrificio. El sacrificio es dar una ofrenda a DIOS. Es acercarnos a Dios para traer algo y dárselo a Él. Es consagrar algo a Él. ¿Y qué más podemos dar sino a nosotros mismos? Leer más

El trono de Dios

“Tú oirás en los cielos, en el lugar de tu morada, su oración y su súplica, y les harás justicia”

(1 Reyes 8:49).

¿Dónde habita DIOS (la Trinidad)? Por la Biblia sabemos que él habita en un Tabernáculo, un lugar de adoración, de reverencia, y allí, en el lugar santísimo, está su trono. Sabemos que allí también están los Diez Mandamientos originales de la Ley de DIOS, dentro de un arca. Ese es el lugar de donde brota amor para todo el Universo, y es el lugar más poderoso del Universo, en donde existe la capacidad de crear vida, de resucitar muertos, de juzgar con rectitud y de retribuir conforme a los hechos y posibles arrepentimientos, de forma justa y fidedigna, sin que se cometa el menor resquicio de favoritismo en la absolución ni de exageración de la pena en la condenación. En la condenación final, inclusive, un ángel en representación de todos, declarará: “Justo eres tú, oh Señor,…porque juzgaste estas cosas con justicia” (Apoc. 16:5, énfasis nuestro). Leer más

La vida en la iglesia primitiva

La vida en la iglesia primitiva.  (Hechos 5:35-39)

El Sanedrín posiblemente ha sido uno de las instituciones con más jerarquía que haya existido en la Tierra. Consistía en una asamblea de setenta miembros, más su presidente.

El Sanedrín estaba compuesto por tres clases de ciudadanos: una parte de ellos eran sacerdotes, la otra eran patriarcas, jefes, ancianos, o cabezas de las grandes familias de Israel, y la otra parte de ellos eran los que interpretaban y cuidaban de los textos divinos; ellos eran conocidos como los abogados o escribas. Leer más

Misión cumplida

“Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía. Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca”. (Santiago 5: 7, 8).

¿Cuándo, después de todo, derramará DIOS el poder del ESPÍRITU SANTO sobre Su iglesia? En parte, ya lo está haciendo. La iglesia lleva algunos años predicando con mayor poder. Esta predicación despertará oposición en Babilonia y también internamente, en la iglesia. Los enemigos se levantarán, y esta predicación creará miedo en el enemigo que responderá con el decreto dominical. Pero como Dios y sus propósitos no pueden ser combatidos, el mayor efecto de este decreto será el zarandeo y purificación de la iglesia mediante el fortalecimiento del trigo y la purga de la cizaña. Leer más

MENSAJE DE JESÚS PARA EL TIEMPO DEL FIN

“Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén”. Mateo 28:20

¡Desconcertados! Así es como estamos. Nuestra generación no sólo ha perdido el rumbo, ha perdido la dirección. ¡Ya no están conscientes de su destino! Nosotros sabemos cuál es nuestro destino, pero Muchos de nosotros nos encontramos en la misma situación de aquel perro triste y solitario enjaulado en una de las estaciones de carga más grandes de Londres. Un hombre compasivo que pasaba por ahí le preguntó al asistente, “¿Qué pasa con ese perro? ¿Por qué se ve tan abatido y temeroso?” “Permítame le cuento,” replicó el hombre de la gorra brillante. “Este perro masticó su boleto de destino y ahora no se sabe de dónde viene ni a dónde va.” Leer más

Sugerencias de cuarentena.

“Mi pueblo fue destruido porque le falto conocimiento…” Oseas 4:6

Nosotros, el pueblo de DIOS, no podemos darnos el lujo de descuidar «perecer por falta de conocimiento» (Oseas 4: 6). Para conocer la verdad, aquí proponemos pautas simples, que cada uno puede adaptar a su condición de vida. Las pautas se presentan en 3 ítem: 1º) estudio bíblico; 2º) estudio de la lección de la Escuela Sabática; 3º) estudio de los libros del Espíritu de Profecía. Esto es lo mínimo que todo Adventista del Séptimo Día debe estudiar para buscar conocimiento y educarse en la verdad, preparándose para ganar en esta vida y alcanzar la vida eterna. Adaptarse a su caso, ya que estas son solo propuestas e ideas sobre cómo estudiar, y estar mejor preparado para enfrentar los desafíos de todos aquellos que desean ser salvados para siempre. Leer más

Sanar las heridas.

“Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida”. Romanos 5:10 — Jn 13:34,35

Este es el punto, nuestra única referencia. Ama como JESÚS amó. No podemos agregar nada más a estos dos textos bíblicos. ¡Qué cosa linda! Todas nuestras dificultades de relación deben resolverse con el mismo espíritu de amor mutuo que JESÚS tenía por nosotros, hasta el punto de que Él se entregó para ser asesinado en la cruz, en lugar de nuestra muerte eterna. Estudiemos bien esta semana sobre cómo restaurar la armonía entre los hermanos y la familia. Debemos aprender a perdonar y pedir perdón. Aquí está la ciencia eterna de la felicidad y la vida infinitamente superior. Leer más