Atraer al mundo a la salvación

«Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.» (Hechos 1: 8).

El Señor JESUCRISTO nunca cometería el error de tratar de salvar a las personas a través de sus siervos que sean liberales con atracciones mundanas. Somos verdaderos servidores de DIOS, o somos incapaces de trabajar en su obra. Y si no tenemos las condiciones, hay un tiempo de espera y una oportunidad para calificar, pero si no es así, uno de estos días vendrá con el zarandeo. Recordemos que el zarandeo vendrá antes de que se cierre la puerta de la gracia. Se volverá muy fuerte por el decreto del domingo, que servirá para seleccionar a aquellos que realmente quieren ser servidores de DIOS, y para separarlos de aquellos que dan mal testimonio, aunque pertenecen a la iglesia. El decreto dominical que tiene la intención de perturbar la verdadera iglesia de DIOS, de alguna manera contribuirá a fortalecerla, al causar la separación del trigo de la paja. Leer más

¿Por qué «vivir»?

Defiende mi causa, y redímeme; Vivifícame con tu palabra. Salmos 119:154

Sin la Biblia no puede haber reavivamiento porque sin ella no hay transformación de la vida. EL ESPÍRITU SANTO actúa a través de la Palabra de DIOS, y el estudio de este libro puede convertirse en la forma en que DIOS actúa en nosotros y nos hace más como JESÚS. A través de la acción del ESPÍRITU SANTO, la Biblia asume no solo el poder de la letra, sino también la acción de un Ser viviente, Creador, que se ocupa de nuestra recreación. Además, la Biblia también es la Palabra escrita de DIOS, que tiene el mismo valor que la Palabra hablada, como si lo estuviéramos escuchando personalmente. Leer más

Una experiencia maravillosa

Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? Mateo 7:11.

La relación entre oración y poder y reavivamiento y reforma. Veremos cómo JESÚS oró y cómo oraron sus discípulos, y los efectos de sus oraciones. DIOS es la fuente de todo poder, infinito en poder, y pone todo su poder a disposición de sus hijos que desean trabajar para salvar a otros. Este poder nos llega por un medio: la oración. Se puede hacer individualmente o en grupos; Por ejemplo, dos o tres personas pueden orar e interceder juntas por una causa. El reavivamiento solo sucederá si hay oración. Solo rezando puedes tener poder. De hecho, la oración es la condición para que nosotros, seres libres, nos acerquemos a Dios y le demos el deseo de ser transformados por el ESPÍRITU SANTO, que es la tercera persona de la Trinidad. Leer más

¿Devoción o formalismo?

¿Devoción o formalismo?

“Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí” Mateo 15:8.

Cierta vez Mahatma Gandhi (1869-1948), el líder hindú, viajaba en tren en un coche de tercera clase. A pesar de su popularidad, nadie de los que viajaban con él lo reconoció.

Leer más

Trasplante cardíaco

Trasplante cardíaco.

“Os daré un corazón nuevo, y pondré un espíritu nuevo dentro de vosotros. Quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne” Ezequiel 36:26.

Cuando en 1967 el doctor Christian Barnard realizó la primera operación de trasplante cardíaco, el mundo vibró con inmenso entusiasmo y millares de cardíacos recuperaron las esperanzas.

Leer más

La vitamina D

La vitamina D.

Esta información es recopilada gracias a estudios realizados por Peter N. Landless, quien es cardiólogo nuclear certificado y director del Departamento de Ministerios de Salud de la Asociación General, y también por Allan R. Handysides, quien es ginecólogo certificado y exdirector del Departamento de Ministerios de Salud de la Asociación General.

Leer más

A la puerta de los tibios

“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo” (Apocalipsis 3:20).

JESÚS está llamando a la puerta de nuestros corazones, es decir, de nuestras mentes laodicenses, deseando entrar y habitar en nosotros. Él pide permiso, y somos nosotros quienes decidimos si lo queremos o no en nuestra casa espiritual. DIOS hace todo por nosotros, sin embargo, una cosa, una única cosa es la que debemos hacer: abrir la puerta, es decir, decidir si queremos o no ser transformados, si deseamos o no la comunión con nuestro Salvador. Leer más

La venganza le pertenece a Dios

La venganza le pertenece a Dios

“No os venguéis vosotros mismos, amados míos, antes dad lugar a la ira de Dios. Porque escrito está: ‘Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor’” Romanos 12:19.

Muchas personas sufren enfermedades originadas en sentimientos de odio, con efectos en su organismo o en su personalidad.

Leer más

Herir o sanar. El poder de las palabras

Herir o sanar. El poder de las palabras.

El Señor nos pide que pasemos todo –cada pensamiento, cada palabra de respuesta– por el filtro de su gracia.

“Pueden palos y piedras mis huesos quebrar, pero las palabras jamás lastimar”, dice la canción infantil que muchos niños balbucean entre lágrimas ante sus acosadores. Pero como todos sabemos, la frase no es muy veraz. Las palabras pueden lastimar, inclusive por mucho tiempo.

Leer más