Enfoque de Nuestro Tiempo Enero 2019 – Año nuevo, un futuro a inaugurar

No podemos quedarnos varados a mitad de la ruta con las ilusiones truncadas, o nuestro proyecto inconcluso. Por supuesto, el camino de los hijos de Dios tampoco puede ir en retroceso. No se pueden perder las conquistas realizadas con grandes esfuerzos. Por eso, Dios dotó al ser humano con un espíritu de creatividad, empeño y perseverancia. Tampoco podemos darnos el lujo de caer en el conformismo y descansar en la mediocridad. Así no es la senda de los justos. Sí, los hijos de Dios saben adónde van y marchan con buen ánimo hacia su destino. En cambio, los incrédulos se caracterizan por la confusión y la falta de rumbo en su existencia. El inicio de un año implica una oportunidad para echar a andar diversos proyectos de vida. Cualesquiera que sean tus propósitos, el punto es que necesitas llevar a cabo algún avance durante este año que se presenta delante de nosotros. Este nuevo año, Jesucristo puede ser la gran diferencia en tu vida. Permítele ser parte de tus decisiones. Él no te fallará.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *