Sugerencias de cuarentena.

“Mi pueblo fue destruido porque le falto conocimiento…” Oseas 4:6

Nosotros, el pueblo de DIOS, no podemos darnos el lujo de descuidar «perecer por falta de conocimiento» (Oseas 4: 6). Para conocer la verdad, aquí proponemos pautas simples, que cada uno puede adaptar a su condición de vida. Las pautas se presentan en 3 ítem: 1º) estudio bíblico; 2º) estudio de la lección de la Escuela Sabática; 3º) estudio de los libros del Espíritu de Profecía. Esto es lo mínimo que todo Adventista del Séptimo Día debe estudiar para buscar conocimiento y educarse en la verdad, preparándose para ganar en esta vida y alcanzar la vida eterna. Adaptarse a su caso, ya que estas son solo propuestas e ideas sobre cómo estudiar, y estar mejor preparado para enfrentar los desafíos de todos aquellos que desean ser salvados para siempre.

El Año Bíblico no es la única forma de enriquecernos con el conocimiento de la Biblia que contiene la voluntad de DIOS. Muchos no hacen el año bíblico porque requiere mucha lectura, y en realidad hay un solo día del año para comenzar. Hay otras formas de estudiar la Biblia, con beneficios que cambian la vida. Aquí podemos elegir uno de ellos, que mejor se adapte a cada caso, y todos los días leer un extracto del libro sagrado. Un punto importante, es altamente deseable leer su Biblia todos los días.

Es bueno comenzar el día después de leer un extracto. Antes de leer, es esencial que hagas una oración y pedir el poder del ESPÍRITU SANTO para ayudarte a entender. Después de leer, ora una vez más agradeciendo y pidiendo saber cómo ponerlo en práctica. No entenderás todo, puede suceder. Cualquier cosa que no puedas entender, acéptala por fe, porque este libro está escrito por DIOS mismo, puedes confiar en Él. Los profetas solo escribieron lo que los inspiró. Y sea lo que sea que entiendas, ponlo en práctica de inmediato, busca moldear tu vida de acuerdo con los escritos de ese libro.

Un aviso. La Biblia contiene muchos ejemplos de la vida. Hay malos ejemplos y buenos ejemplos. Es obvio que debemos seguir buenos ejemplos, de los cuales, el perfecto es el de JESÚS. Según su ejemplo, podemos juzgar los de los otros personajes bíblicos, y saber qué sirve como guía y qué sirve para evitarlo.

La Biblia contiene un conjunto de principios que, si los descubrimos, es importante que los pongamos en práctica. La esencia de estos principios está en los Diez Mandamientos, cuyo punto central es el amor a DIOS y al prójimo. Por lo tanto, si obtenemos conocimiento de estos principios, no será difícil juzgar lo que se nos presenta hoy, sea conveniente o no. Necesitamos estos principios para juzgar las cosas que provienen del mundo, si podemos integrarlos en nuestras vidas o si debemos rechazarlos.

Todo cristiano debe tener un plan para leer y estudiar la Biblia. Esto demuestra organización y apreciación de las cosas de DIOS. Elija el plan que mejor se adapte a su situación de vida y comience a estudiar el libro de DIOS todos los días. Cuando nos referimos a «estudiar», no significa una simple lectura. Uno debe leer, meditar, comprender el contexto en el que fue escrito y, en particular, aplicarlo en nuestras vidas y, especialmente, enseñar a otros, a través de palabras, ejemplos y testimonios de vida. Por lo tanto, no solo estaremos adquiriendo conocimiento bíblico, sino que también obtendremos beneficios prácticos para la vida en esta Tierra y para la vida eterna, e influenciaremos a otros en la misma dirección.

Las lecciones diarias de la Escuela Sabática son en realidad un curso sobre la verdad bíblica. Quien se tome en serio estos estudios pronto habrá adquirido un vasto conocimiento de la Biblia. Y son estudios muy fáciles, sin embargo, útiles para la vida práctica, sí, siempre debe cambiar su vida cada vez que descubra que no coincide con lo que ha aprendido. Y existe la ventaja invaluable de reunirse todos los sábados en un grupo pequeño y discutir los temas estudiados.

El debate, el intercambio de ideas, es algo fantástico para aprender más y obtener entusiasmo por la transformación. Adquirir conocimiento y ser transformado abre la mente a más conocimiento y a más transformación. Es un círculo virtuoso. El estudio de estas lecciones es, hasta donde se sabe, la mejor oportunidad para la preparación de los seres humanos para la vida eterna.

A muchos les gusta leer comentarios sobre la lección. También enriquecen la amplitud de la comprensión. Hay comentarios y resúmenes en Internet. Pero tenga cuidado de no solo estar en el comentario, entonces ya no es productivo. Lo bueno es estudiar su lección primero y luego leer cualquiera de esos comentarios y / o resúmenes.

Aplicarlo a tu vida. Ese es el punto principal. Aplica lo que has aprendido en tu vida. Cuando tenga que cambiar algo, hágalo ahora, y cuando pueda reforzar algo que ya está haciendo correctamente, esto es muy bueno. Es decir, siempre es bueno hacer dos preguntas: ¿qué debo cambiar en mi vida? ¿Qué debo reforzar en mi vida? Use estos estudios para hacer un diagnóstico diario de su vida espiritual.

Una advertencia importante Quienes estudian sus lecciones, pero no cambian nada en sus vidas, con el tiempo tienden a convertirse en entendidos teóricos, sin desarrollar la capacidad de aplicar el conocimiento en la práctica. Muchos de estos pierden la capacidad de profundizar su conocimiento de la verdad, tal como se profundiza cuando la practicamos. De ahí provienen las preguntas y curiosidades más relevantes.

Todos los adventistas también deberían leer los libros de Ellen Gold White. No son tan importantes como la Biblia, pues la biblia es la luz mayor y sus libros son la luz menor. Pero ayudan a entender la Biblia, a interpretarla correctamente en relación con nuestras creencias.

En estas lecturas se aplican las mismas formas que hemos sugerido para estudiar la Biblia o la Lección de la Escuela Sabática. Debes elegir el libro que más te interese. Si va a comenzar a leer, comience con un libro con un número menor de páginas, como «El discurso maestro de Jesucristo» o «El ministerio de la Redencion». Descubrirá lo siguiente, es una lectura tan atractiva que después de leerla durante unos días, no querrá detenerse.

Todos sus libros son geniales para leer. No tienen lo que usan algunos autores, que es «relleno de salchichas», es decir, párrafos que no dicen mucho. En estos libros cada línea, cada párrafo sugiere conocimiento relevante. Por lo tanto, no puede tener prisa por terminar de leer un libro. De hecho, más que la cantidad de lectura vale su profundidad, es mucho más rentable y transformador.

Y hay más de 60 libros y compilaciones. De hecho, quien tenga el CD o PDF del Espíritu de Profecía, puede hacer fácilmente sus compilaciones (conjuntos de citas en relación con un tema determinado).  En nuestra página tenemos algunos libros que le pueden ser de utilidad, pero si tiene los libros físicos es lo mejor, así que tenemos diversas opciones. Una sugerencia, haga su propia recopilación de citas, para temas en los que desea obtener conocimiento. Disfrutará haciendo esto.

El virus no está respetando credo ni religión, y podemos decir como el salmista David, “Cómo han caído los valientes” eso es triste, pero gracias al Altísimo tenemos una esperanza, el pueblo de Dios no puede seguir falto de conocimiento, debemos de prepararnos porque no sabemos el día ni la hora en que Jesús vendrá por su pueblo. Queridos hermanos les invito a prepararse.

Dios les bendiga.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *