Disciplina fulminante

Disciplina fulminante.

Pedro le dijo: “Ananías, ¿por qué Satanás ha llenado tu corazón hasta inducirte a mentir al Espíritu Santo, y a quedarte con parte del precio de la heredad?” Hechos 5:3.

En la historia de la iglesia cristiana primitiva encontramos el registro de un dramático caso de disciplina impuesta sobre dos de sus miembros.

Leer más

Día Especial de Ayuno

Día Especial de Ayuno.

“El ayuno que yo escogí”.
“¿Es tal el ayuno que me agrada, un día en que el hombre se aflija, y baje su cabeza como junco, y haga cama de cilicio y ceniza? ¿A esto llamáis ayuno, y día agradable al Señor? Antes, el ayuno que me agrada es éste: Desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas opresivas, dejar libres a los quebrantados, que rompas todo yugo. Que partas tu pan con el hambriento, a los pobres errantes albergues en casa, que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano” (Isaías 58:5-7).

Leer más

El cántico de victoria

El cántico de victoria.

“Y cantaban el canto de Moisés siervo de Dios, y el canto del Cordero, diciendo: ‘¡Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso! ¡Justos y verdaderos son tus caminos, Rey de las naciones!’” Apocalipsis 15:3.

El “cántico de Moisés” es el canto con el que Israel celebró el milagro del paso del Mar Rojo y la memorable victoria sobre las fuerzas del Faraón (Éxodo 15:1-21). Este cántico celebró, entre explosiones de gozo y expresiones de alabanza, la liberación del yugo egipcio. El himno del Cordero celebrará el triunfo final sobre la tiranía del pecado y el dominio del mal.

Leer más

Recepción de Sábado en familia

Recepción de Sábado en familia.

Cada semana de nuestra existencia, plasmada de reto, de saldo rojo y de violenta incertidumbre, Dios hace un paréntesis para mostrar su autoridad y poder. La llegada del sábado al ponerse el sol ha sido muchas veces ignorada y confundida como la llegada de cualquier otro día. La familia necesita incorporar en su agenda semanal la llegada del día del Señor como un acontecimiento de gran relevancia. Los preparativos deben ser hechos con anticipación para que, llegada la hora, la familia se una en culto y veneración al día que Dios nos ha indicado será nuestra señal distintiva, el sábado.

Leer más

Cuarteto Femenino «Jerusalén» – Procielo

Compartimos con ustedes este álbum del Cuarteto Femenino «Jerusalén», de Perú, que lleva por titulo «Procielo». Este álbum contiene siete bellos cantos con un hermoso mensaje. Por el momento solo contamos con las demos; en cuanto contemos con las pistas las facilitaremos para ustedes.

Esperamos que sea de bendición para ustedes este material, y que puedan darle un buen uso. Debajo de la imagen pueden encontrar el enlace de descarga de este álbum.
Descarga aquí el álbum

Leer más

Caminar sin Cristo

Caminar sin Cristo.

“Pero el hombre natural no percibe las cosas del Espíritu de Dios, porque le son necedad; y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente” 1 Corintios 2:14.

La Biblia divide a la humanidad en tres grandes grupos. Esta clasificación no se basa en el origen étnico, en el índice de escolaridad o en la posición económica. El libro de Dios toma como criterio la condición espiritual del corazón. En 1 Corintios 2:14 a 3:4, Pablo define claramente las tres grandes divisiones.

Leer más

La distancia del pecado

La distancia del pecado

“Cuanto dista el oriente del occidente, tanto alejó de nosotros nuestros pecados” Salmo 103:12.

La doctrina del perdón ocupa un lugar dominante en la historia de la revelación. La Biblia se refiere frecuentemente al perdón en sus diferentes formas y matices.

Leer más

El salmo de la seguridad

El salmo de la seguridad.

“Jehová es mi pastor; nada me faltará” Salmo 23:1.

Este precioso salmo de David condensa en su sencillo simbolismo las más importantes promesas de Dios. Ha sido llamado el Salmo del Cayado; pero podría ser también definido como el Salmo de la Seguridad, por la promesa de que nada nos faltará.

Leer más

Dios, el fundamento del hogar

Dios, el fundamento del hogar.

“Llamaron a Rebeca y le dijeron: ‘¿Irás con este hombre?’ Y ella respondió: ‘Sí, iré’” Génesis 24:58.

Aunque en Oriente la mujer tenía poco derecho de elección en el tema del casamiento, le caía a Rebeca dar la palabra final a la propuesta hecha por el siervo de Abraham de unirse en matrimonio con Isaac. El romántico epílogo de ese episodio de la vida de Rebeca es su respuesta positiva: “Si, iré”.

Leer más